domingo, 28 de octubre de 2012

Software para una YPF Libre

En abril de 2002 se perpetró en Venezuela un golpe de estado contra el gobierno de Hugo Chavez (que acaba de revalidar su mandato por 6 años más). Duró sólo unos días, pero la amenaza permanecíó latente. A meses de reestablecido el orden constitucional, PDVSA, la petrolera más importante de Latinoamerica, dejó de funcionar tras un ataque informático. ¿Qué tenía que ver el petróleo con el golpe de estado? ¡Qué pregunta! ¿Cómo hicieron para paralizar a la empresa? ¿Qué tiene que ver el Software con la soberanía energética y política?
 
“Ante la inminente nacionalización de la industria petrolera por parte del gobierno venezolano, la derecha organizó un paro petrolero que durante varios meses paralizó la economía del país. El Producto Bruto Interno llegó a bajar más de un 20%. El Estado trató de recuperar el control de su industria pero el ‘cerebro’ de PDVSA estaba controlado por empresas privadas de software privativo [SP] que impedían la recuperación del control de la industria. Un país entero sometido a través del control del Software”. [1]
CÓMO GANAR DINERO REGALANDO SOFTWARE

A partir del 2003 el gobierno venezolano avanzó hacia una transformación profunda del modelo de negocios de Pdvsa. Siendo la empresa más grande del país, su cadena de valor (proveedores, intermediarios, etc.) también se sumó al cambio que se extendió a toda la industria venezolana y al mercado laboral. Pdvsa constituye el primer comprador de software en Venezuela; se estima que sus compras representan 30% del mercado local [4]. El Ministro de Planificación y Desarrollo de Venezuela, Felipe Pérez Martí, anunció una nueva Política de Estado resumida en la frase: "software de código abierto siempre que sea posible, software propietario sólo cuando sea necesario" [5]. Desde noviembre de 2003 hasta febrero de 2005, se debatió en foros y se elaboró el plan que daría cumplimiento al nuevo paradigma estatal para el tratamiento de datos [6].

Lejos de ser un paradigma socialista o de izquierda, la adopción de estándares abiertos (open standards) es un fenómeno mundial en crecimiento que hace tiempo cala hondo en empresas multinacionales y países del primer mundo. En la NASA también usan software de código abierto. Por los elevados costos de las licencias y del soporte, un equipo del Marshall Space Flight Center (Centro de Vuelos Espaciales Marshall) decidió abandonar Oracle y adoptar MySQL [7]. El Estado argentino también ya evidenció interés por el desarrollo con SL a partir de que confeccionó los Pasaportes y Documentos Nacionales de Identidad utilizando esta tecnología [8, 9]. Universidades nacionales como la de La Plata tampoco son ajenas al SL. El CeSPI de la UNLP viene desarrollando hace 5 años un software con licencia GPL (permite su libre distribución, modificación y uso) recientemente disponible para su descarga: Choique CMS [10].

Los principales beneficios que ofrece el uso de SL a las empresas es la disminución dramática de costos en productos, licencias y mantenimiento de los sistemas informáticos. Además está abierta la posibilidad de modificar el código de versiones anteriores de un dado software para construir una nueva herramienta adaptada a nuevas necesidades sin tener que empezar de cero. Esto redunda en un aprovechamiento más eficiente de los recursos humanos que ya están habituados a trabajar sobre ese código y que ya pertenecen a una red de profesionales en la que la colaboración desplazó a la competencia. Esta extendida y creciente comunidad de programadores y usuarios avanzados participa activamente del soporte técnico para distintos productos con esta tecnología de distribución masiva (por ejemplo: Ubuntu, Red Hat) agilizando incluso la solución de problemas. Aquellas empresas que optan por contar con soporte pago para mayor velocidad de respuesta y confiabilidad, también ven sus costos muy reducidos con respecto a los que genera el SP.
 
MEJOR PREVENIR QUE CURAR

Hace pocos meses encendieron la alarma nuevamente algunos portales de noticias internacionales por el ataque informático a la petrolera Saudi Aramco. Las expresiones de preocupación de la comunidad de expertos en temas de seguridad informática [12, 13, 14] no se hicieron esperar. Los resultados del ataque suman la destrucción de 30,000 computadoras (75% de la infraestructura informática total de la compañía) y la inaccesibilidad a la web de la empresa y sus subsidiarias [15]. Según algunos analistas [16] este caso es distinto y más peligroso que los anteriores: fue aparentemente perpetrado por hackers independientes por medio de un virus no muy sofisticado. Hasta el momento los “hacktivistas” del estilo Anonymous (los de la máscara sonriente) atacaban sitios web por medio de DDoS (negativa a brindar servicio, por sus siglas en inglés) haciéndolos inaccesibles momentáneamente por exceso de tráfico. Acá vale la pena recordar que Wikileaks supo hacer mella donde ningún otro había golpeado antes: captura y desclasificación de información sensible para los gobiernos.

Otros analistas, sin embargo, desconfían de esta versión “romántica” de que los hackers y aficionados pueden competir con secretarías de inteligencia gubernamentales y corporaciones multinacionales en cuanto a capacidad de daño informático. Si bien gobiernos como el de Israel, China y EEUU ya han sido reconocidos por perpetrar o apoyar ataques similares (el ejercito de Estados Unidos creó hace unos años la división militar informática “USCYBERCOM”) [17], no se ha demostrado todavía la presencia de tal “mano negra” detrás del sabotage -a priori- idealista de ciudadanos organizados oponiendose a que Saudi Aramco continúe financiando guerras civiles en Oriente Medio [18].
EN EL DIARIO NO HABLABAN DE TI

"Con Petrosur se busca minimizar los efectos negativos que sobre los países de la región tienen los costos de la energía originados por factores especulativos y geopolíticos, mediante la disminución de los costos de las transacciones (eliminando la intermediación), el acceso a financiamiento preferencial y el aprovechamiento de las sinergias comerciales para solventar las asimetrías económicas y sociales de la región." [19]

En la actualidad existen varias instancias de cooperación entre los países Latinoamericanos productores y procesadores de hidrocarburos. En Petroamérica confluyen tres iniciativas subregionales de integración energética en continua construcción. Petrosur, vinculando Argentina, Brasil y Uruguay; Petrocaribe, cuyo nacimiento fue suscrito por 14 países de la región caribeña; y Petroandina, propuesta a los países que conforman la CAN (Bolivia, Ecuador, Colombia, Perú y Venezuela).

Petrosur [20] es el nombre con que Hugo Chavez y Néstor Kirchner bautizaron en 2004 en Puerto Iguazú, Argentina al ente coordinador del mercado hidrocarburífero donde confluyen empresas como Petrobras, Pdvsa, YPF y Ancap. El desarrollo de una única institución energética es lento y complejo. No es, sin embargo, la primera vez que se encara un proyecto de este tipo. En la década del '60 del siglo XX quien fuera Ministro de Energía y Minas de Venezuela convocó a la primera conferencia de Empresas Estatales americanas. A partir de ahí se dio inicio a la integración de empresas hidrocarburíferas de distintos países: Ancap de Uruguay, CVP de Venezuela, ENAP de Chile, Petroperú de Perú, Petrobas de Brasil, YPF de Argentina, YPFB de Bolivia y Ecopetrol de Colombia, creando la organización Arpel (Asistencia Recíproca Petrolera Estatal Latinoamericana) [21].

Luego de varios golpes de estado coordinados, cambios drásticos de rumbo (todos mirando hacia el norte) y 4 décadas de aislamiento, las conversaciones para la integración de América Latina se reestablecieron en 2002, cuando Chavez encontró eco en Lula, flamante Presidente de Brasil y futuro aliado estratégico de la Argentina a partir de 2003. A la luz de las circunstancias globales, se vislumbraba cada día más claramente la necesidad de los Estados Lationamericanos de coordinar tareas y unir fuerzas. Crear la empresa energética más importante del planeta, aquí en Sudamerica, podría significar para la región el cambio de época más importante desde el "descubrimiento" de América hace más de 500 años. A pesar del golpe de estado en Honduras en 2009, del levantamiento policial en Ecuador en 2010 y del golpe institucional del Congreso de Paraguay este año, las elecciones del 7 de octubre en Venezuela hacen pensar que la integración sigue en marcha.

SOFTWARE LIBRE ¿POLÍTICA DE ESTADO?

Recientemente se anunció [22] que todas las netbooks entregadas durante 2013 por el programa Conectar Igualdad contará con Huayra, el sistema operativo de Software Libre basado en GNU/Linux como primera opción. Esto responde al reclamo de Richard Stallman [23], creador de la Fundación por el Software Libre (FSF), disertante internacional sobre política informática y máximo gurú del movimiento mundial de SL. Conectar Igualdad (o "Condenar a Maldad", como le gusta llamarlo a él) es un programa impulsado por el Estado argentino que. hasta ahora, prioriza el uso de Software Privativo (SP), aquel que no revela información sobre su funcionamiento, como Windows y otros productos de Microsoft, Apple, Adobe, Oracle, etc. Si bien contempla la opción de instalar SL como Ubuntu -por ejemplo-, la escasa familiaridad de los docentes y alumnos con esas alternativas propicia el uso de productos de SP como Windows. Si bien esta situación responde, en parte, a la realidad del mundo laboral y académico actual que funciona mayoritariamente con SP, esta reciente medida, llega para dar el siguiente paso. Queda claro que el Estado busca incluir en la sociedad actual de la información y el conocimiento a los jóvenes del país; hasta ahora, resignando libertad. Ya no más.

YPF -como vimos en Pdvsa- puede ser una herramienta clave que establezca ad-hoc un nuevo paradigma. Una empresa federal con presencia en todas las provincias, que emplea a más de 46.000 personas, con una cadena de valor que va desde los proveedores de insumos para exploración y extracción de crudo, pasando por el refinamiento y derivados, llegando finalmente a la distribución de combustibles para uso residencial y productivo; resulta un instrumento más que adecuado para lograr el consumo masivo de SL en todo el país. Acompañar el cambio de paradigma energético que implica la nacionalización de YPF con un cambio en la gestión de datos en el Estado y la industria puede parecer ambicioso. Pero por las transformaciones ocurridas en America Latina en los últimos 10 años: si se creó la Unasur, si crece el Mercosur, si avanza la conformación del Banco del Sur, si está en marcha la creación de un anillo de fibra óptica [24] que conecte a Sudamérica con el mundo, entonces la soberanía energética a través de una YPF con soberanía informática no parece imposible.

+++

[1] ¿Por qué la izquierda debe defender el Software Libre?
[3] El Estado no adquirirá más software propietario
[4] PDVSA va hacia el Software Libre
[5] Venezuela adopta una nueva Política de Estado
[6] Plan de PDVSA hacia Software Libre (PDF)
[7] La NASA también usa Software Libre
[8] Cómo ganar dinero regalando software. Red Hat hará pasaportes
[9] SL política de estado
[10] Software Libre de la UNLP al mundo
[12] Ataque afectó 30000 computadoras de Saudi Aramco
[13] Tapa del Gulf Times
[14] Malware afecta Saudi Aramco
[15] Información sensible posiblemente robada de Saudi Aramco
[16] El significado del ataque a Saudi Aramco
[17] US CYBERCOM - Ministerio de Defensa de EEUU desembarca en Internet
[18] Carta de los “Hacktivistas” (versión en inglés)
[19] PDVSA informa
[20] Creación de Petrosur (2004)
[21] Nota en suplemento Cash de Pagina12
[22] Huayra en Conectar Igualdad
[23] RMS: el gran cerebro detrás de GNU/Linux y gurú supremo de la Free Software Foundation
[24] REVISTA ADN - Un Anillo para conectarlos a Todos
Publicado por Guido Palazzo a las 8:51 a. m. |  
Etiquetas: ,

1 comentarios:

Suscribirse a: Enviar comentarios (Atom)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
CON SUBTITULOS!!